martes, 22 de noviembre de 2011

SONIDOS


Volví a oíros de nuevo,incline mi pequeña sombra disecada,desnuda de tantos cielos mas alla de la carne,exhale eternas madrugadas tardías con sonidos que respiran prometeos mutilados en el olvido.Las vidas,sonrisas de entonces duran aun en el iris de la sangre que se afanan por tenerlo todo alcanzando mi vientre abierto,persianas sin rostro al batir de sus alas.Interrumpí el refugio del luto evocando la respiracion que sofoca mi garganta seca,dolencia satinada donde el aliento se mece oculto al llegar las horas que pretendo encerrar,pequeñas cenizas sin tiempo para llorar donde el alma flota y el rostro envejece en un transito desolado.Regrese sitiado entre mis palabras,embriagado por el transito de mi imperfección,escuchando el decacordio que no olvida morir en mi secreto,dolor donde después es mas difícil fingir.Quizás descifro mi voz quebrada,que apacienta mi sonido sabroso alivio de lo efímero de perfecta creación.

4 comentarios:

Mary Carmen y Fernando dijo...

Las heridas del alma cicatrizan pero ya siempre queda la marca de esa herida, solo hay que saber vivir con ella lo mejor posible y hacer que con el paso del tiempo esa marca se transforme en recuerdos hermosos e imborrables.
Es un placer volver a leerte.
Un abrazo.
Mary-Camen.

luisa maria cordoba dijo...

Las heridas del alma tardan en cicatrizar, pero lo hacen con tiempo y con mucha voluntad.
Veo que regresamos al mismo tiempo. Es un placer leerte y tenerte por aquí de nuevo amigo Tomas.

chesaudade dijo...

Se vienen las fiestas y nacen los buenos deseos y las nuevas promesas casi siempre inconclusas. Durante el 2012 los mayas serán los más recordados, posiblemente. Pero, sería bueno recordar a Baudelaire: "Estar siempre ebrio. Todo consiste en eso: es la única cuestión. Para no sentir la carga horrible del Tiempo, que os rompe los hombros y os inclina hacia el suelo, tenéis que embriagaros sin tregua. Pero de qué?. De vino, de poesía o de virtud, de lo que queráis. Pero embriagaos.
Mis respetos y lo mejor para ti y los tuyos.

tianne dijo...

Como dice el libro que acabo de leer, en esta vida no existe mas que el hooy, ni el mañana ni el ayer , si no el ahora.
Eso es lo que tenemos que vivir , el momento, porque el pasado se fue y quien sabe lo que ocurrira en el futuro.
Un fuete abrazo!