domingo, 2 de noviembre de 2008

OLVIDAR?


Me pediste que recordara las historias que constantemente revolotean en mi cabeza y de pronto todas comenzaron a salir de golpe atropellandose en mi boca.Un silencio profundo y los ojos perdidos mas allá de la razón,cuyos brillos solo yo pude contemplar.Mi ceja se arrugo entre la vergüenza y la impotencia mientras mi pie hizo el amago de retroceder provocando una soledad aparente a nuestro alrededor,entonces sentí algo que me recordó las palabras que no pude derramar riéndose de mi intento desafortunado,irrite mis parpados cansados de esperar con el rostro desvanecido al recordarlo,pudo no haber sido o lo ¿imagine? un fatal ayer inevitable en su eternidad o en la memoria que nadie logra entender,ni lo lograra.Siento que intente mas de lo que debía y mi osadía haya cruzado posiblemente otras vidas,yo solo quiero entender el mensaje que va detrás de las palabras,como decir lo que no pueden explicar,este desahogo me llena interiormente pero debo lamentar que aquí no sirven los sueños cuando no se convierten en realidad.Cuando escribo,no creas que es debilidad,no tengo nada que demostrar,además ya nadie me escucha,pero dejare que salgan las palabras como quieran que broten esos pensamientos de calma y de paz que nacen de la nada y permanecen en el corazón.Intentare una vida distinta,un renacer desde las cenizas un mundo que crece en mi interior.Hoy me pediste que recordara,cuando no es posible entender todo significa nada,amar la vida ya es una palabra,una caricia ,una mirada,continuar esta vez el camino, parece tranquilo,escribiré de vez en cuando,para ti mis pensamientos,donde puedes pasear o si quieres llevar.y para mi los recuerdos aun sin querer hacerlo,aprendí que esto no es solo un sueño.....Olvidar?

2 comentarios:

Nelson Diaz dijo...

Buen Blog amigo mio... me agrada la lectura y las distintas manifestaciones de la poesia, te felicito hermano, sigue adelante.

Exitos desde Venezuela

Mary Carmen y Fernando dijo...

Olvidar?...Olvidemos lo que ya sucedió, pues puede lamentarse, pero no rehacerse.
Un beso muy fuerte.
Me encanta tu blog.