miércoles, 22 de octubre de 2008

"MARIQUITAS"


Las mariquitas siempre han estado muy unidas a nuestros procesos de adopción ,aunque no se donde se encuentra esa felicidad que buscamos todos,pero si puedo sentir el cosquilleo dulce que nos ofrece la alegría.A veces la nostalgia nos golpea demasiado con los recuerdos que mueren con cada lágrima derramada,sin embargo también me dejo impregnar por otros aromas que atrapo en el aire,para alimentar mi propia dicha.
Han pasado muchos meses,ya un año quizás,pero los pequeños símbolos de nuestra ilusión siguen atragantando nuestras palabras,muchos padres,cientos aun,luchan para no caer en el olvido compartiendo con los demás sus inquietudes,su vida.Agradezco sus palabras sus gestos de cariño,esos momentos de reflexion que provocaron en mi tanta admiracion con sus comentarios.A veces no se bien para que escribo,rellenando valiosos espacios en blanco que no van hacia ninguna parte,pero incluso en la soledad mas absoluta surge ese instante complice de ilusión,donde deseamos con todas nuestras fuerzas que levanten el vuelo para acariciar el horizonte.
Son simplemente padres.
Son simplemente esperanzas.
Son simplemente......."Mariquitas".....

2 comentarios:

El fil vermell dijo...

Hace un tiempo tambien hice una entrada relacionada con las mariquitas y su significado en la adopcion.
Realmente para los padres adoptantes en China es todo un simbolo!

Anna.

Mary Carmen y Fernando dijo...

No solo para los padres son un simbolo la mariquitas en la adopción, te pongo lo que le escribieron mis hijos a su futura hermana cuando hicimos un año de nuestro registro en China .
Dulces mariquitas llegan a mi ventana
dulces caricias de una pequeña hermana

De tu espera hace un año mañana
y aprovechan para decir tus hermanos
que el estar cerca ya no hace falta
para saber que eres el mejor regalo

Dulces mariquitas llegan a mi ventana
dulces caricias de una pequeña hermana

Tú en China y nosotros en Granada
en casa se queda todo muy calmado
queremos nuestra niña más amada
abrazar nuestro juguete más deseado

Dulces mariquitas llegan a mi ventana
dulces caricias de una pequeña hermana
Mary-Carmen y Fernando.