sábado, 12 de julio de 2008

INVITAME A TU SUEÑO


Aquel día permaneci dormido,imaginando un largo sueño donde al despertar te encontraría de nuevo,y te mire con ternura desconocida sin darme cuenta de que no estaba en la vida colgando tu imagen entre la existencia y la nada.Los ojos no sonríen no lloran,solo muestran la ausencia metiendo las lágrimas en mi caja de cristal.No me acostumbro a tocar las nubes envolviendo el recuerdo que te devora tragándose los sentimientos,dolor que me quema.Debo sobrevivir a este sueño y encontrar un lugar donde el tiempo no importa y los deseos se cumplen mirando con inocencia,como si no pasara nada,los ojos se entregan a lo que ven y entras y sales de tu cuerpo como si fueras un espejo,despiertos sonámbulos,reflejos de luz nocturna que desvela el paso de un dormir despierto.sin rumbo,ni miedo ni angustia duda de ser o no realidad olvidandonos el uno del otro y de nosotros mismos,textura adormecida en la conciencia,posible reinventada,recibida y dada revelándose en cada instante inmenso al asombro de estar vivos,mirada incrédula muestra su rostro para al fin verla y alzarla sobre ti preciado regalo contra la realidad que pregunta la respuesta que nadie sabe,obstinada en su silencio te invita a volver a la tierra de los hombres sin dejar un rastro recorriendo la infinita distancia para no saber mas de ti....Duerme tranquila cuando llegue el alba me iré sin hacer ruido.

1 comentario:

Bethy dijo...

Hola Tomas, ya habia pasado por aqui varias veces, porque te he visto comentar en otros rincones. Tu mente desborda una pasión abrumadora... me encanta lo que escribes.. gracias por pasearte por mi pequeño espacio... Un placer conocer los trozos de tu vida y de tus experiencias como humano... como padre... andaré por aqui, siguiendo tus escritos... Un abrazo desde México.. Bethy.